lunes, 24 de septiembre de 2012

Celebraciones



Pese a los malos tiempos que corren, el latir de la vida no cesa en absoluto.

Los amigos cumplen sus 40's, los abuelos celebran sus bodas de oro y los bebés
no dejan de venir  a este mundo inundando nuestras vidas de alegría y esperanza.


             

Recordaré toda mi vida el último día de Reyes cuando mi hermana me acercó una pequeña cajita dorada con un sobre dentro presentándome a mi futuro sobrino, el mejor regalo que le  pueden hacer a un hermano.




 Así pues, alzando la copa rebosante de optimismo y esperanza brindo a la salud de todos.





6 comentarios:

  1. Buena reflexión y enhorabuena por el sobrino!

    Menos mal que los pequeños individuos que formamos la especie humana seguimos teniendo cosas que celebrar después de tantos desastres a gran y pequeña escala.
    Esos "pequeños detalles" que para un@ son tan grandes y lo llenan todo nos ayudan a seguir confiando en los demás en la vida y a tener esos proyectos de futuro que tan imprescindibles nos son para seguir viviendo.

    Me han encantado las imágenes. Muy apropiadas y muy originales! La música me ha sido imposible cargarla por mi conexión, pero ya la escucharé. :)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el texto, las fotos y LA MUSICA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LA MUSICA, esa buena amiga que nos acompaña y nos inspira.

      Eliminar