sábado, 25 de febrero de 2012

Reconciliación


Después de un considerable período oscuro y de abandono, parece que ha vuelto mi simpatía por el disfraz y la charanga. No resulta fácil cuadrar nuestro comportamiento con un mundo que se deshace de su física tradicional y se instala en un caos de difícil comprensión para los no iniciados. Un disfraz es necesario pero no suficiente; tienes que saber vivir al revés y estar preparado para un ritmo que te pone unos muelles incontrolables en los pies. Puedes convertirte en Einstein pero tienes que moverte más rápido que la luz, puedes sentarte en tu trono pero tienes que dirigir la república, puedes ser todo lo que quieras mientras no haces nada de lo que debieras. Si estás dispuesto a encaramarte en el absurdo y a correr mil aventuras junto a él, esto es para ti. Aunque tengo una cierta afinidad con la fantasía, no soy un experto en carnavales. Tengo mis rigideces sociales e incluso danzarinas, pero si consigo transformarme en un primo lejano de Jack Sparrow para discutir de leyes mientras una charanga le arranca sacudidas imprevisibles a mis oxidados huesos, eso significa que aun tengo esperanza. Un aviso para intrépidos navegantes: no vale cualquier mundo para comprender y vivir un carnaval; hay muy pocos en los que puedas encontrar la magia original...uno de los buenos es el "país de las pantallas", allí de donde incluso puede que olvides regresar.



viernes, 10 de febrero de 2012

La falsa rosa de la Plaza de España

Seguro que en otra época la rosa que vi en la Plaza de España hubiese tenido un significado a caballo entre el drama y el romance: una despedida apasionada, una esperanza truncada, un recuerdo lleno de nostalgia o incluso un homenaje al enemigo fiel.
Unos días después allí seguía. Ahora fea, arrugada y seca. Pero su muerte no me conmovió. En una plaza donde un senegalés que canta las virtudes de Louis Vuitton compite con un ecuatoriano que homenajea a Carolina Herrera y con
un europeo que resguarda sus manos del sol en bolsillos ajenos, es difícil creer en la virtud y pureza de la rosa que te ofrece un sonriente pakistaní. Su destino no puede ser una gran aventura de final épico. Y si cuando la abandonan agacha su cabeza, sólo es humillación por la farsa que la obligan a vivir.

miércoles, 1 de febrero de 2012

Es mi estilo como yo?


Para continuar la entrada anterior del blog, "mi estilo", le pedí a mi amiga Esther que me describiese a través de su afición al zodiaco y a la grafología de la firma. Siempre me resulta muy curioso escucharla e incluso a veces tengo que poner cara de póquer.


Como buen piscis, Óscar es sensible e intuitivo. Su sensibilidad se traduce en la posesión de cualidades artísticas y en la capacidad de apreciar diferentes formas de arte. Esto también puede convertirse en una forma de evasión de la realidad, que con frecuencia le resulta demasiado dura. Por eso es un soñador y tiene un mundo propio paralelo al real. Su intuición le permite comprender las motivaciones de los otros, sus sentimientos y formas de actuar. Es probablemente el signo más intuitivo del zodíaco.


El signo de piscis está representado por dos peces que nadan en sentido contrario y al igual que los peces, también se deja llevar por la corriente y se adapta a los demás y a las distintas circunstancias; o al menos eso parece. A veces necesita en su vida a alguien con un carácter más firme que le sirva de guía porque tiende a perder de vista sus objetivos. Pese a que suele cumplir con las normas, le gusta sentir en su fuero interno que no es así. Le gusta pensar que es libre y no forma parte del sistema. Por eso, de vez en cuando se salta alguna norma.

Teniendo en cuenta su hora, fecha y lugar de nacimiento veo que tiene ascendente virgo. Resulta una combinación muy interesante. Virgo es una persona muy analítica. Pero basa su análisis en la racionalidad y la lógica, no en la intuición. Este aspecto refuerza la capacidad de análisis de Óscar, más intuitiva debido a su signo. Además hace de él una persona un poco menos soñadora porque virgo se caracteriza por su sentido práctico de las cosas. Virgo puede aportar a su naturaleza básica una mayor constancia, meticulosidad y algunas manías.

 Al analizar su firma veo que utiliza sus iniciales, no su nombre completo. Pero esto no es en absoluto aparente, no se distinguen a simple vista. Quiere decir que no podrás conocerlo a simple vista, quizás intuirlo, pero no te va a resultar nada fácil. La firma está rodeada por un círculo, que en realidad es la inicial de su nombre. Esto también indica que en sus relaciones con los demás se protege, se muestra reservado y no va a permitir que conozcas su verdadera naturaleza. No le gusta que sepas lo que realmente piensa.


Los trazos firmes muestran una gran determinación. La tendencia de la firma es ascendente, lo que indica optimismo. Viene doblemente subrayada, y eso me dice que tiene una gran seguridad en sí mismo.

Hasta aquí la descripción de Esther.

Sin embargo, como amiga protectora que es, de palabra me comentó cosas que no quiso escribir en el correo que me envió. Por ejemplo, el potencial para manipular mi entorno a través del conocimiento de los sentimientos y las motivaciones o el cierto grado de chulería que transmite mi firma. Tampoco lo veo tan terrible, ¡cómo son los amigos! A fin de cuentas, vivo en un mundo paralelo que no se puede conocer.