miércoles, 12 de septiembre de 2012

What A Difference A Day Made


Hay tantas cosas que se pueden decir en estos tiempos tan negros.
Todo está a la altura de la excremencia pagada.
Salvo un saxo tocando un jazz muy suave. Quebrado.
Y tener a alguien a quien querer. Es la resistencia escondida entre las sábanas.
¿Que vamos a hacer?
Tantas fotos bonitas en sus marcos.
What A Difference A Day Made.


Vaya.
Falta la foto.
Esa foto.


0 comentarios:

Publicar un comentario