martes, 5 de junio de 2012

José Miguel Martín: Materialismo



En unos momentos tengo que volver al interior del templo para tocar la campana a intervalos regulares. La verdad es que no tengo muchas ganas pero los monjes me han encomendado esta tarea y tengo que hacerla. Y no sólo eso, tengo que hacer todo lo que me manden los monjes. Y mañana también. Y al otro. ¡Qué curioso! Dicen esos turistas que con este papelito puedo permitirme algún caprichito. Me han dicho que este papelito se llama billete y que se pueden comprar cosas con él. Mira que dicen cosas raras estos turistas, están todos locos, se creen que estos papelitos te elevan el espíritu y te hacen feliz. Yo llevo ya un rato manoseándolo y sigo igual. Estos turistas se creen que me van a engañar. Me voy a tocar la campana.

José Miguel Martín

6 comentarios:

  1. Me gusta :)
    La foto siempre me ha encantado

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, la foto está muy bien y el texto le da una nueva dimensión :)

    ResponderEliminar
  3. Dicen que una imagen vale más que mil palabras pero si aquella se acompaña de adecuadas palabras dicha imagen pasa a una nueva dimensión, la quinta.

    ResponderEliminar
  4. La fotografía me gusta mucho y la entrada la encuentro muy divertida. Feliz entrada ;-)

    ResponderEliminar
  5. Original entrada y una buena foto que no puede hacer cualquiera :)

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué foto más armoniosa (bueno, no sé mucho de fotografía pero me parece una foto muy armoniosa)! Y el monólogo interior la enriquece de una focalización interna -como diría Genette- muy simpática. Enhorabuena :)

    ResponderEliminar