lunes, 28 de mayo de 2012

Blackmen


Los jaredíes dedican su tiempo al estudio talmúdico y solamente abandonan su lectura para encaminarse al Muro donde con movimientos espasmódicos se lamentan de la pérdida de su ansiado Templo.
Para no interrumpir su total dedicación al estudio religioso el estado israelí les ha eximido de la larga milicia, 3 años, que tiene que cumplir el resto de la juventud israelita.
Siguiendo el Génesis, creced y multiplicaros, los jaredíes se casan a temprana edad con el único objetivo de tener el máximo número posible de hijos, por lo que es habitual ver a estos Young blackmen ir acompañados de su prole, en su diaria peregrinación al Muro por las estrechas callejuelas de la vieja Jerusalén.


José Manuel Rodríguez

2 comentarios:

  1. La foto está muy bien, Jose Manuel, aunque en consonancia con la actitud vital de esta tribu yo la hubiera hecho en blanco y negro. Cuántas vidas se apagan sin haberse vivido... y en ocasiones sin dejar vivir. Me callo, que igual se me nota que no tengo ninguna simpatía por las religiones.

    ResponderEliminar