jueves, 8 de diciembre de 2011

El mejor restaurante low cost del mundo



Puedes escoger Altitude 95 en la primera planta o Jules Verne en la segunda. Pero la Torre Eiffel ofrece una oportunidad inolvidable para cenar en modo "low cost".
El césped del Campo de Marte se convierte por la noche en un desfile variopinto de cestas de picnic. Camembert de Normandie, pâté en croûte, foie gras, pan y una botella de vino...el menú perfecto para una noche ideal.


Te encuentras cenando dentro de una postal; en un ambiente distendido, relajado y que invita a partes iguales a la charla y a la ensoñación. No pocas veces me encontré mirando ensimismado hacia la torre rodeado de un murmullo de bienestar. Y cuando se ilumina y te encuentras formando parte de ese suspiro colectivo, sólo puedes sonreír. Es uno de esos momentos propicios para felicitarte por la realidad.



0 comentarios:

Publicar un comentario